Paula Vega Fisioterapia || Tfno: (+34) 687118492
fisioterapia infantil

¿Necesitan los niños tratamientos de fisioterapia?

¿Necesita ir mi hijo/a al fisio? Esta es una pregunta que pocas personas se hacen ya que la fisioterapia pediátrica o infantil es aún una gran desconocida a pesar de los grandes beneficios que tiene para los más pequeños y para adolescentes.

¿Quieres saber más sobre como la fisioterapia puede ayudar a los niños? En Paula Vega Fisioterapia te explicamos porque en muchos casos es necesario que los menores acudan a un fisio y porque en otros casos es recomendable aunque no sea completamente necesario.

fisioterapia nino
Tratamiento de fisioterapia para bebés

Para comenzar es importante saber que un bebé a partir de la primera semana de vida ya puede ser tratado, de hecho cuanto menor sea el bebé más rápida será la evolución ya que su plasticidad cerebral y músculo-esquelética es mayor. Aún así para que los padres se queden más tranquilos en el caso de bebés y niños pequeños recomendamos que consulten con el pediatra antes si es aconsejable que el bebé sea tratado. En estas sesiones los padres pueden estar presentes.

El/la pediatra suele aconsejar tratamientos de fisioterapia cuando los pequeños sufren enfermedades respiratorias (por ejemplo bronquitis, fibrosis quística o asma), molestias digestivas (como reflujo, estreñimiento, o cólicos) o trastornos en el desarrollo.

Estas son las 3 áreas más comunes dentro de la fisioterapia infantil, tratándolas los fisioterapeutas ayudan a que los niños consigan llevar también una vida más saludable: dormir y comer mejor e incluso mejorar la calidad de sus movimientos.

En Paula Vega fisioterapia recomendamos la fisioterapia también aunque los más “peques” se sientan bien. Aconsejamos tratamientos específicos y muy puntuales para mejorar posturas desde una edad temprana y para prevenir lesiones futuras. Después de todo ya sabes lo que dicen: “mejor prevenir que curar”.

 

dolor pie

¿Por qué me duelen la planta del pie y el talón?

5 preguntas sobre fascitis plantar

¿Has notado un dolor continuo en el talón? ¿Sientes molestias frecuentes en la planta del pie? Si has contestado “sí” a las dos preguntas quizás sea porque sufres de fascitis plantar pero…

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es la inflamación de la fascia, la cual provoca un dolor en el talón que se puede extender a lo largo de la planta del pie.

¿Cómo puedo saber si tengo fascitis plantar?

El primer síntoma para reconocer esta lesión es el dolor en el talón y en la planta del pie, sin embargo para saber al 100% si ese dolor es causado por la inflamación de la fascia es importante acudir a un podólogo o a un fisioterapeuta.

¿Por qué me duele el pie y se me ha inflamado la fascia?

Hay varios motivos o causas que pueden causar fascitis plantar, te enumeramos aquí algunos de ellos.

  1. El uso de un calzado inapropiado: calzado muy antiguo, con poca suela, demasiado tacón…
  2. Exceso de ejercicio: correr, saltar o forzar la zona del pie en exceso puede ser la causa de la inflamación.
  3. Falta de estiramiento: la zona del pie se debe estirar al igual que se estiran otras partes del cuerpo como el cuello, la espalda o los brazos.
  4. Lesiones mal curadas: un esguince mal curado puede provocar que la pisada sea incorrecta y por lo tanto afectar a la fascia.
  5. Otras enfermedades: la artritis o incluso diabetes pueden causar inflamación en la planta del pie.

¿Cómo puedo tratar esta dolencia en el pie?

dolor planta pie talon
Dolores que puede causar la fascitis plantar

Lo primero es que se diagnostique en el paciente la fascitis plantar. En Paula Vega Fisioterapia nos gusta escuchar los hábitos del paciente para comprender las causas antes de diagnosticar una u otra lesión.

A continuación se tratará la dolencia en las sesiones que se consideren necesarias y si se detectan unos hábitos incorrectos en la forma de andar o en el uso del calzado, se sugerirá la visita a un/a podólogo/a para que trabaje en unas plantillas que puedan evitar que se de la lesión de nuevo.

También se enseñarán y recomendarán algunos ejercicios que el propio paciente puede realizar en casa para disminuir el dolor y mejorar la lesión, por ejemplo, cómo realizarte un automasaje con una pelota.

Es muy importante ir al fisio al más mínimo indicio de sufrir esta lesión ya que si se mantiene en el tiempo puede acarrear dolor crónico, es más, puede afectar a otras zonas del cuerpo ya que andar de forma incorrecta puede causar lesiones o dolores en las rodilla y/o en la cadera e incluso en la espalda.

¿Cómo se puede prevenir la fascitis plantar?

Algunos consejos que recomendamos son los siguientes:

  • Utilizar un calzado de calidad y adaptado a la actividad de cada persona, en cualquier zapatería especializada o tienda de deporte podrán recomendarte el calzado más idóneo. Ante la duda pregunta siempre.
  • Si no estás seguro/a de que andes correctamente, nunca está de más visitar a un/a podólogo/a, podrán crearte plantillas a media para que tu pisada sea la correcta y así evitar esta y otras lesiones.
  • Estirar siempre el pie antes de hacer deporte, no solo el tobillo, también la planta del pie.
  • No sobresaturar la zona del pie. Si eres corredor descansa al menos un par de días a la semana para darle descanso al pie o no pases largos periodos de pie.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y que tus pies y tú no sufráis más 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestro aviso legal, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies