Paula Vega Fisioterapia || Tfno: (+34) 687118492

Mindfulness: ¿qué es y cómo empezar a practicarlo?

Hoy en Paula Vega Fisioterapia hemos tenido el placer de contar con un auténtico profesional del mindfulness para hablarnos del tema: Álvaro Sepúlveda, Docente Experto Universitario en Mindfulness en contextos educativos.
 
Mindfulness es la capacidad para dirigir la atención a las experiencias actuales de una manera receptiva, de forma que tengamos la oportunidad de regular nuestros estados ante ellas. Esta habilidad puede entrenarse de diferentes maneras, ya sea realizando una sesión de meditación diaria o siendo más conscientes de nuestras actividades cotidianas.

La atención plena en el dia a dia.

Mientras nos damos una ducha, comemos o volvemos caminando a casa del trabajo, solemos estar inmersos en nuestros pensamientos. Este hábito automático nos hace menos conscientes de lo que estamos haciendo y puede llevarnos a pensar en preocupaciones del futuro o del pasado que influyen en nuestro estado de ánimo.
 
La práctica informal de Mindfulness consiste en llevar nuestra atención a lo que estamos haciendo y observar lo que ocurre dentro y fuera de nosotros.
 
Disminuir el diálogo interno y percibir nuestro estado durante una actividad nos ayuda a permanecer serenos y conscientes de nuestra experiencia, viviéndola con más plenitud. Además, nos hace menos reactivos a las emociones y sensaciones desagradables, ya que podemos gestionarlas en el momento en el que se producen en vez de dejar que nos saturen sin que nos demos cuenta.
 
que es mindfulness

La meditación

La meditación es fundamental en mindfulness, ya que fortalece nuestra atención para que luego seamos capaces de utilizarla en nuestro beneficio durante el resto del día. Meditar es una práctica introspectiva que requiere de tiempo y esfuerzo para prosperar pero, siguiendo unos consejos básicos, es accesible para todo el mundo.
 
Conviene comenzar con sesiones, breves e ir aumentando la duración de forma progresiva. Algunas personas meditan media hora diaria otra solo pueden hacerlo durante un cuarto de hora, pero la primera semana puede ser suficiente con hacerlo durante 5 minutos. Del mismo modo, es recomendable meditar todos los días a la misma hora para facilitar la adquisición del hábito. En cuanto al lugar, lo mejor es elegir un sitio tranquilo y ordenado en el que podamos disfrutar de un momento para nosotros sin interrupciones.
 
La postura también es algo a tener en cuenta, podemos sentarnos en la posición del loto, en un taburete ergonómico, en una silla o tumbarnos en nuestra yoga mat, lo importante es que nos sintamos cómodos. En una posición u otra la espalda debe estar recta y el cuerpo relajado. Una vez que hemos tenido en cuenta, estas consideraciones podemos empezar con nuestra práctica.
 
Existen multitud de técnicas de meditación, de las cuales la concentración en la respiración es la más extendida. Este método consiste en observar las sensaciones producidas al inhalar y al exhalar. La respiración, aunque abdominal, debe tener un ritmo natural, ya que se trata de sentirla, no de controlarla ni de pensar en ella.
 
meditación mindfulness
 
No obstante, durante la meditación surgen reflexiones espontáneamente. Cada vez que tenemos un pensamiento lo observamos sin prejuicios y lo dejamos ir, devolviendo amablemente el foco de la atención a nuestra respiración. A medida que realizamos esta operación una y otra vez nuestro diálogo interno va disminuyendo poco a poco. Meditar no consiste en dejar la mente en blanco, sino en ser conscientes de nuestros pensamientos para poder soltarlos.
 
La meditación puede resultar algo compleja a los principiantes pero, como todo, mejora con la práctica. Para profundizar en este y otros aspectos de la atención plena siempre es posible realizar un curso de mindfulness en el que un instructor nos ofrezca información detallada y nos guíe en nuestro aprendizaje.
 
Álvaro Sepúlveda
Docente Experto Universitario en Mindfulness en contextos educativos.
Creador del programa:

Fisioterapia para las manos: la importancia de cuidar las manos.

Nuestras manos hacen mucho por nosotros. Son capaces de una amplia variedad de funciones: tocar, agarrar, sentir, sostener, manipular, acariciar y más. Son una parte importante de quienes somos y de cómo nos vemos a nosotros mismos. Sin embargo, muchas veces nos olvidamos de ellas y las maltratamos haciendo que con el tiempo se vuelvan débiles.

¿Has oído hablar alguna vez de la terapia de manos? Se conoce mucho como ‘hand therapy’ y es un tipo de rehabilitación realizada por un fisioterapeuta y un terapeuta ocupacional en conjunto para pacientes que tienen afecciones en las manos y las extremidades superiores.

La terapia de manos es muy importante ya que ayuda a los pacientes a volver a llevar un estilo de vida normal. Este tipo de terapia suele empezar con una evaluación inicial que ayuda al fisio y al terapeuta a conocer los síntomas del paciente para fijar con él unos objetivos.

fisioterapia manos cuidado (1)
fisioterapia manos cuidado (1)

La terapia de manos incluye diferentes tratamientos con el fisioterapeuta que se complementará con ejercicios a realizar en casa y con la asistencia de un terapeuta ocupacional.

Los pacientes de terapia manual pueden haberse visto afectados por un accidente, pueden sufrir de traumatismo o artritis, o pueden haber sido sometidos a cirugía. Hay muchos problemas de manos en los que la fisioterapia puede ayudar.

Algunas de las funciones de la fisioterapia en la terapia de manos son:

  • Controlar y hacer un seguimiento de las lesiones, heridas y dolores.
  • Suavizar las cicatrices.
  • Reducir las adherencias entre la piel y los tendones.
  • Ayudar a que las articulaciones se muevan.
  • Reducir la hinchazón
  • Disminuir el dolor.

¿Cómo puede ayudar un fisio en la terapia de manos?

La terapia de manos realizada por un fisio puede proporcionar lo siguiente:

  • Tratamientos sin operación.
  • Ayuda con el dolor reciente o duradero.
  • Ayuda a reducir los dolores por problemas nerviosos.
  • Aprender a sentir nuevamente después de una lesión nerviosa (reeducación sensorial).
  • Ayuda con el movimiento y la fuerza a través de ejercicios de fortalecimiento.
  • Ayuda con la recuperación del paciente después de la cirugía.
  • Puede evitar que problemas y lesiones en las manos lleguen a más y empeoren.

¿Cómo puede ayudar un terapeuta ocupacional en la terapia de manos?

  • Un terapeuta ocupacional se encargará de enseñar a los pacientes con amputaciones de dedos, manos o brazos a aprender a ser funcionales.
  • En otros casos además ayudará al paciente a aprender a completar las actividades diarias con herramientas especiales para que logren volver a llevar una vida normal.
  • Además, los terapeutas pueden incluir ejercicios activos de manos y dedos en los que el paciente usa su propia fuerza muscular: los ejercicios pasivos son cuando el paciente o el terapeuta empuja una articulación rígida para que se mueva sin que el paciente use sus propios tendones / músculos.
  • Pueden también encargarse de la coordinación o asistencia con la vuelta al trabajo o a casa: Los terapeutas pueden redactar informes y solicitar la prevención de problemas para los trabajadores con síntomas en las manos o los brazos, haciendo recomendaciones para el puesto de trabajo o para sus tareas en casa.
  • En terapia ocupacional además realizan un examen de capacidad funcional. Este es un informe detallado que incluye muchas actividades que puede y no puede realizar.

¿Y tú? ¿Te preocupas por tus manos? Si es así no dudes en llamar a nuestra clínica de fisioterapia en Leganés para que podamos ayudarte.

No dudes en seguirnos en @paulavegafisioterapia para estar al tanto de todo.

Beneficios de la terapia o liberación miofascial para tratar la fibromalgia.

Si sufres de fibromialgia, probablemente sientas que cada músculo de tu cuerpo te duele constantemente. Además del dolor en los músculos, la fibromialgia se caracteriza por generar fatiga y sensibilidad localizada. Sin embargo, es posible que el problema no esté realmente en los músculos; podría ser la fascia y en Paula Vega Fisioterapia tenemos un tratamiento que puede ayudarte: la liberación miofascial podría aliviar estos síntomas.

¿Qué es la fascia?

La fascia es un tejido muy delgado pero muy fuerte que rodea cada uno de los músculos de su cuerpo, así como los vasos sanguíneos, los nervios y los órganos.

Funciona para proteger estas estructuras, pero al igual que otros tejidos, la fascia puede lesionarse. También pueden desarrollar adherencias, donde la fascia se pega y tira de los músculos, causando dolor.

En realidad, esto es muy común en pacientes que sufren de fibromialgia y se conoce como “síndrome de dolor miofascial”. En algunos casos se podría decir que la fascia inflamada es en realidad la causa del dolor crónico que va de la mano con la fibromialgia, lo que hace que el sistema nervioso central se vuelva hipersensible al dolor.

Fibromialgia y terapia miofascial

La liberación miofascial también se conoce como el método del “punto gatillo” y es un tipo de masaje en el que el fisio aplica una presión suave pero sostenida en las áreas afectadas para suavizar la fascia y liberar las adherencias.

Aún queda mucho por investigar sobre el uso y los beneficios de la teraopia miofacial para la fibromalgia pero ha habido una serie de estudios que indican que puede resultar en

  • Una mejor postura
  • Disminución del dolor
  • Un rango de movimiento mejorado
  • Una mejor calidad de vida.

Beneficios de la terapia o liberación miofascial:

El beneficio se deriva del tratamiento del dolor en los puntos gatillo y las áreas donde el dolor está activo actualmente, en lugar de concentrarse en las áreas sensibles que originalmente se usaron para diagnosticar la afección en primer lugar. Los puntos sensibles no suelen estar relacionados con el dolor continuo; por lo general, solo se vuelven dolorosos cuando se aplica presión en el área.

El uso de una terapia suave:

Debido a que las personas que padecen fibromialgia son muy sensibles a la presión e incluso al tacto, muchos pacientes rechazan las técnicas de masaje como medio para aliviar el dolor.

Sin embargo, la liberación miofascial es muy suave y mucho más fácil de tolerar que otras formas de masaje más profundas. Es importante eso sí que el paciente se comunique con el fisio o que esta pregunte constantemente para hacerle saber cuánta presión sienten que pueden tolerar. En Paula Vega Fisioterapia te escuchamos para no presionar más de la cuenta.

_terapia o liberación miofascial para tratar la fibromalgia
terapia miofascial para tratar la fibromalgia

¿Es la solución la terapia miofascial a la fibromalgia?

La fibromialgia es todavía una condición poco conocida y aún se llevan a cba continuas investigaciones sobre sus causas y tratamiento.  Las causas de la fibromalgia aún se debaten y los tratamientos pueden variar según el paciente.

Aunque la investigación sobre la eficacia de la liberación miofascial en el tratamiento de la fibromialgia no es concluyente, los resultados de distintos estudios han demostrado grandes beneficios. Muchos pacientes informan que su dolor se alivia, su nivel de ansiedad se reduce y la calidad de su sueño mejora significativamente después de los tratamientos de liberación miofascial.

Si no quieres perderte ninguna noticia, no te olvides de seguirnos en @paulavegafisioterapia.