Paula Vega Fisioterapia || Tfno: (+34) 687118492
neuromodulacion dolor cronico.

Neuromodulación y dolor crónico: cómo puede ayudar.

Si sufres dolor crónico, entiendes lo debilitante y agotador que puede llegar a ser. No solo dificulta a la hora de realizar algunas tareas cotidianas o trabajos que requieren más esfuerzo, también pueden impedir que disfrutes de eventos e incluso puede que haya momentos en los que sientas desesperación y gran necesidad por encontrar algo de alivio hacia ese dolor.

Si esto te suena, respira hondo, ¡tenemos buenas noticias! Se ha demostrado que hay opciones de tratamiento, como la terapia de neuroestimulación, que ayudan a controlar el dolor y a mejorar por tanto la calidad de vida de los pacientes.

¿Qué es el dolor crónico?

El dolor crónico es un dolor que persiste durante más de 12 semanas. Aunque la fuente original del dolor puede ser conocida, como un esguince o una lesión, a veces el cuerpo no apaga los mensajes de dolor al cerebro incluso cuando la fuente original ha desaparecido. En un caso como éste, se puede diagnosticar dolor neuropático.

La Asociación Americana del Dolor Crónico define el dolor neuropático como un estado de dolor crónico complejo, resultado de un mal funcionamiento del sistema nervioso tras una lesión o enfermedad.

Debido a su complejidad, el dolor neuropático es difícil de tratar y a menudo no responde bien a los analgésicos habituales. El dolor es una experiencia individual, por lo que lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra, por tanto, puede ser complicado diagnosticar la causa de dolor de cada persona. Por este motivo es importante colaborar estrechamente con un especialista para identificar la dolencia y encontrar el tratamiento o la combinación de tratamientos que mejor funcionen a nivel individual.

¿Cómo puede ayudar la neuroestimulación?

La neuroestimulación altera las señales de dolor que llegan al cerebro. Es un tratamiento del dolor que estimula eléctricamente la médula espinal, el ganglio de la raíz dorsal (conjunto de células nerviosas de la raíz dorsal de la médula espinal) y el cerebro. Mediante un neuroestimulador, este tratamiento pretende reducir la percepción que el usuario experimenta de ciertos tipos de dolor dentro del cuerpo.

La terapia de neuroestimulación del GRD consiste en la administración de impulsos eléctricos de baja intensidad a los ganglios de la raíz dorsal de una o más (hasta cuatro) raíces espinales seleccionadas, que constituyen el nexo entre los nervios que recorren el cuerpo y el sistema nervioso central. Ayuda a los pacientes a controlar el dolor crónico de difícil tratamiento limitado a las extremidades inferiores en pacientes con Síndrome de Dolor Regional Complejo (SDRC). También puede proporcionar un alivio profundo a quienes sufren dolor tras una hernia, una prótesis de rodilla y una amputación.

La estimulación de la médula espinal (EME) se lleva utilizando desde hace más de 40 años. Ayuda a controlar el dolor crónico de brazos, piernas y espalda provocado por una operación fallida de espalda o una lesión nerviosa. Con la EME, un pequeño dispositivo implantado utiliza estimulación eléctrica para cambiar las señales de dolor y la percepción del dolor en el cuerpo.

¿Puede ser buena la neuroestimulación para mí?

Lo mejor es consultarlo siempre con un especialista para determinar si la neuroestimulación es una buena opción. Si se diagnostica un dolor neuropático crónico y se han probado otras formas de alivio del dolor sin éxito, la terapia de neuroestimulación puede ser la respuesta.

Si sospechas tener dolor neuropático y el tratamiento actual del dolor no está funcionando, lo mejor es consultar con un especialista para ver si la neuroestimulación puede ayudar. 

Mi recomendación es que no dejes que el dolor crónico te domine: te mereces vivir lo mejor posible y en Paula Vega Fisioterapia queremos ayudarte a conseguirlo.

que es desgarro muscular

¿Qué es un desgarro muscular? ¿Cómo se puede tratar?

¿Qué es un desgarro muscular? ¿Te suena ese dolor repentino que te impide mover una parte del cuerpo tras un esfuerzo o un mal movimiento?

Los dolores, las sobrecargas y las agujetas surgen de forma habitual cuando intentamos ponernos en forma. Sin embargo, los desgarros musculares (también denominados distensiones) pueden ser más problemáticos y dolorosos.

Los deportistas o las personas que practican actividad física y que fuerzan el cuerpo más allá del punto de rotura -haciendo repeticiones forzadas o entrenamientos extremos- son muy propensos a sufrir lesiones más intensas, entre las que se incluyen los desgarros musculares.

Esto también les sucede a las personas que inician un deporte o una rutina deportiva sin preparación, aunque ¡ojo! Los desgarros musculares también pueden surgir de un accidente laboral. En Paula Vega Fisioterapia te contamos cómo tratar estos desgarros y te damos algunos consejos para prevenirlos desde el principio.

¿Qué es un desgarro muscular?

Un desgarro muscular consiste en la rotura de fibras musculares.

Los desgarros musculares suelen producirse cada vez que el músculo se tensa o se estira en exceso. Esto puede ocurrir como resultado del agotamiento y la fatiga tras un esfuerzo, también por una postura o una práctica inadecuada o por exceso de actividad física. Aunque cualquier músculo puede verse afectado, los desgarros musculares se producen con más frecuencia en la zona de gemelos  e isquiotibiales.

Los desgarros musculares se clasifican en función de la gravedad de la lesión:

Leve: una simple distensión que afecta al 5% de las fibras musculares.
Moderado: del 5% hasta el 25%-30%, va acompañado de una disminución de la amplitud de movimiento y dolor.
Grave: un desgarro muscular propiamente dicho y va acompañado de una gran inflamación y dolor.

Síntomas de los desgarros musculares

Cuando se produce un desgarro muscular, aunque sea leve, la persona lo sabe de inmediato. El dolor y las agujetas se manifiestan casi de forma inmediata, así como inflamación en la zona afectada. Dependiendo de la gravedad de la distensión, es posible que a la persona le resulte difícil mover la zona, si es que puede hacerlo.

También es posible notar una inflamación, así como hematomas y decoloración, acompañados de una sensación de “nudo” o rigidez. Si la distensión o el desgarro son agudos y graves, normalmente provocados por un accidente como un resbalón, una caída, un choque o el sobresfuerzo al levantar objetos pesados, el paciente puede verse obligado a buscar tratamiento inmediato.

Recuperación de los desgarros musculares

La recuperación de una distensión o un desgarro leves puede tratarse con un fisioterapeuta y se puede acompañar de gestos en casa como reposo, hielo, compresión y elevación.

Una distensión o desgarro muscular moderado suele tratarse de forma similar, pero durante más tiempo. Se recomienda volver a la actividad de forma normal cuando se recupera una amplitud de movimiento completa sin dolor. Los desgarros moderados requieren de fisioterapia.

Un desgarro grave que requiera reparación quirúrgica puede tardar meses o más en curarse. En este caso, se recomienda seguir tan solo las indicaciones de profesionales. Puedes consultar a nuestro equipo de fisioterapia en Leganés si lo deseas.

Prevención de los desgarros

En la mayoría de los casos, los desgarros musculares se pueden prevenir realizando las técnicas de calentamiento adecuadas y no forzando nunca un músculo frío para que funcione a pleno rendimiento.

Hacer ejercicio con una postura adecuada en cualquier actividad también es fundamental para prevenir este tipo de lesiones, así como trabajar la movilidad.

Es muy importante conocer los límites de nuestro cuerpo y recordar que cuando se trata de llevar el cuerpo al extremo, no existe el “no pain no gain”. De hecho, el dolor suele ser la primera señal de que un músculo se ha lesionado. Aprende a conocer tu cuerpo y a entender sus señales pare evitar lesiones innecesarias y para lograr un rendimiento máximo continuado.

¿Qué hago si tengo un desgarro muscular?

Lo mejor es pedir cita con tu fisioterapeuta. Cuando el desgarro muscular es grave y se requiere de rehabilitación, es esencial confiar en profesionales con experiencia en el tratamiento de este tipo de lesiones. En Paula Vega Fisioterapia te acompañamos en tu rehabilitación.

por que me duele brazo

¿Por qué me duele el brazo?

El dolor en brazos es una de las consultas más comunes últimamente en nuestra clínica de fisioterapia en Leganés. Muchas personas se creen que la causa de dolor es común sea quien sea el paciente y que tiene una misma solución, sin embargo, el dolor referido por el brazo puede deberse a distintos motivos.

Causas por las que puede doler el brazo:

• Por compresión nerviosa a nivel cervical: Esta causa es producida cuando el nervio del cuello se comprime, también cuando se irrita en el área donde se ramifica desde la médula espinal. Esto puede provocar un dolor que se extiende al brazo, así como debilidad y entumecimiento muscular.

• Por compresión nerviosa a nivel de la primera costilla en el desfiladero costoclavicular: Esto puede derivar en el entumecimiento u hormigueo en el brazo, también puede causar molestias e incluso dolor.

• Por puntos gatillo a nivel del hombro: Un punto de gatillo es una zona débil del músculo que causa un dolor persistente y si se produce a nivel del hombro puede extender la molestia al brazo. Si quieres saber más sobre los puntos de gatillo y su tratamiento, puedes leer este artículo: 6 preguntas claves sobre la punción seca.

• Por tensión fascial: El dolor se produce de una forma progresiva por la tensión excesiva que sufre el músculo, se podría denominar sobrecarga.

Tratamiento con neurodinamia, ¿qué es y cómo puede ayudar?

La neurodinámica se define como una función biomecánica, fisiológica y morfológica integrada del sistema nervioso. Trata sobre como nuestro sistema nervioso es capaz de adaptarse a todos los movimientos como la elongación, angulación, compresión, etc. Si alguno de estos movimientos tolerantes a la carga falla, es cuando el sistema nervioso puede ser susceptible de sufrir lesiones o dolores como el de brazo.

La neurodinámica se describió por primera vez a finales de la década de 1980 y ha seguido siendo un componente importante en los planes de tratamiento de lesiones comunes como la ciática. Se sigue investigando su eficacia, sin embargo, se han registrado tasas de éxito en una variedad de poblaciones que padecen dolores nerviosos, incluido el dolor de brazo.

En fisioterapia el tratamiento consiste en una técnica de Terapia Manual que involucra la valoración y el tratamiento de los nervios que recorren nuestro cuerpo como si fueran cables.

Los fisios localizamos qué estructura nerviosa es la que está produciendo la disfunción o el dolor, por un atrapamiento del nervio o por un dolor neuropático asociado a otra lesión (lo más común).

Una vez localizado el nervio que propicia el problema o el dolor, se deben considerar las características mecánicas del tejido nervioso para tratarla.

Punción seca para tratar el dolor de brazo:

La punción seca es un tratamiento que consiste en introducir una aguja muy fina a través de la piel para estimular un punto gatillo. La punción seca puede liberar la tensión asociada a los puntos gatillo y conducir a la disminución del dolor y a la mejora de la función.

Sea como sea, si sientes dolor en el brazo lo mejor es que te pongas en contacto con tu fisio de confianza o que concertes tu cita conmigo para que pueda evaluar tu caso y ayudarte mejor.

¿Produce el COVID dolor lumbar?

Cada vez más, las personas que se contagian de la COVID-19 informan de que tienen dolor de espalda. En Paula Vega Fisioterapia hemos investigado sobre ello para contarte más en este artículo blog.

Hemos oído hablar de muchos síntomas relacionados con el COVID-19 como por ejemplo fiebre, síntomas parecidos a los del resfriado, la fatiga… pero hay uno que tal vez no esperabas: el dolor de espalda.

El dolor de espalda es ahora uno de los principales síntomas del COVID, en las variantes que circulan actualmente. Los datos de Sudáfrica, donde se identificó por primera vez la variante Omicron, sugieren que las personas que contraen Omicron suelen desarrollar dos conjuntos de síntomas -dolor de garganta, congestión nasal y tos- y también dolor muscular, especialmente en la parte baja de la espalda. Este dolor de espalda ha sido descrito por algunos como intensos calambres menstruales, cálculos renales o espasmos musculares.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que tener dolor de espalda por sí solo no significa que se tenga necesariamente COVID-19, ya que el dolor de espalda puede estar causado por muchos factores, e incluso si se desarrolla junto con congestión nasal, estornudos, tos o fiebre, el dolor muscular puede ser indicativo de otras enfermedades como la gripe.

Una de cada cinco personas con COVID-19 tiene dolor de espalda:

El dolor de espalda no había sido un síntoma común de la COVID-19 antes de Omicron. Sin embargo, ahora se encuentra entre los 20 principales síntomas según el Estudio de Síntomas de Zoe COVID, en el que cientos de miles de personas registran sus síntomas cada día.

Hasta ahora, no está del todo claro por qué las personas parecen experimentar dolor de espalda, que en algunos casos ha sido debilitante y ha provocado una movilidad limitada.

El dolor muscular generalizado o la mialgia podrían estar relacionados con el dolor de espalda. Es posible que la COVID-19 provocara una inflamación que, unida al dolor muscular, se manifieste como dolor de espalda, que es la dolencia musculoesquelética más común.

Sedentarismo y trabajo desde casa

La pandemia nos confinó a muchos de nosotros en nuestros hogares, y millones de personas trabajaron con muebles poco ergonómicos para garantizar la salud de la espalda. Incluso cuando la gente no ha tenido que trabajar en casa, se ha movido menos en general y muchas personas han pasado más tiempo sentadas de lo que lo hacían anteriormente.

Es posible que el efecto acumulativo de las malas posturas y de estar mucho tiempo sentado se esté manifestando finalmente en el cuerpo de las personas.

El dolor de espalda no significa que se tenga COVID-19

Es importante tener en cuenta que tener dolor de espalda por sí solo no significa que se tenga necesariamente COVID-19. Sin embargo, como el dolor de espalda puede estar causado por muchos factores.

Tratamiento para el dolor lumbar provocado por la COVID-19

El mejor tratamiento es ponerse en manos de un profesional. Un fisioterapeuta puedes ser clave para ayudar a tratar las dolencias, al mismo tiempo, es conveniente que el profesional tenga conocimientos de osteopatía ya que ayudará a un tratamiento más global de la dolencia.

¿Por qué tengo dolor bajo el vientre?

¿Sientes dolor bajo el vientre? ¿En la zona abdominal baja? Esto puede estar relacionados con órganos como el útero, la vejiga o los intestinos, pero también es posible que provenga de otra zona y que llegue hasta la zona baja del abdomen.

Este dolor puede ser el mismo y con las mismas causas en mujeres y hombres, por ejemplo, por alguna infección urinaria, estreñimiento e incluso una mala digestión o diferente, ya que las mujeres pueden sufrirlo debido a la menstruación, este dolor puede ser conocido como dismenorrea o cólico menstrual.

En mujeres, la menstruación o problemas ginecológicos como la endometriosis o quistes en los ovarios pueden causar dolores agudos bajo el vientre o en la zona baja del abdomen. También un embarazo podría ser la causa del dolor.

La fisioterapia pélvica se convierte una terapia clave para ayudar a aliviar el dolor en cualquiera de las causas.dolor bajo el vientre

En hombres, estos dolores que suelen estar relacionados con el suelo pélvico pueden darse por varios motivos:

  • La práctica de deportes muy intensos o sobrecargas en la zona
  • Prostatitis, un trastorno de la glándula prostática que por lo general se asocia con inflamación
  • Prostactectomía. Tras una cirugía de próstata, la zona bajo el vientre puede sentir dolor, también puede sufrirse de incontinencia urinaria

Ostopatía Visceral para el dolor en el vientre causado por el estreñimiento

Si la causa del problema es el estreñimiento, profesionales en osteopatía pueden ayudar a través de la osteopatía visceral. Es el tratamiento de las alteraciones de movilidad que se producen en el sistema visceral.

En Paula Vega Fisioterapia aplicamos técnicas osteopáticas cráneo-viscerales sobre el abdomen y sobre el intestino grueso para mejorar su función haciendo enfoque en las zonas de más tensión hasta eliminar esa tensión. La Osteopatía, junto a un tratamiento multidisciplinar es fundamental a la hora de tratar y mejorar los síntomas del estreñimiento.

¿Puede ayudarme un fisioterapeuta a aliviar o curar el dolor?

Dependiendo de la causa el tratamiento de fisioterapia será más o menor eficaz. En Paula Vega Fisioterapia como expertos en osteopatía en Madrid tratamos de encontrar la causa del dolor para poder aplicar el mejor tratamiento posible o derivarlo a un profesional médico.

En el caso de sobrecargas o prácticas de deporte que causen ese dolor bajo el vientre, sin duda la fisioterapia es la mejor solución.

En situaciones de prostatitis, técnicas como masajes, estiramientos o la liberación de los puntos gatillos ayudarán a aliviar el dolor y a la mejoría de la zona.

Para las prostactetomías, la fisioterapia será fundamental tanto antes de la operación como en la posterior recuperación.

 

¿Qué es el dolor precordial? ¿Por qué me dan pinchazos en el corazón?

¿Sabes lo qué es el dolor precordial? ¿Has sufrido de pinchazos en el corazón? Hoy, en Paula Vega Fisioterapia te contamos en qué consiste este dolor por si tienes dudas o lo escuchas por ahí, que puedas decir que sí sabes de que se trata 😉

Dolor Precordial

Precordial significa ‘delante del corazón’, que es donde la persona siente el dolor.  También se denomina Punzada de Texidor. Aunque puede ser doloroso, suele desaparecer por sí solo y no deja secuelas.

El síndrome de captura precordial viene derivado de este dolor y es una afección no grave en la que se producen dolores punzantes en el pecho. Suelen empeorar con la inhalación y se producen en una zona pequeña. Los episodios de dolor suelen durar menos de unos minutos, aunque la preocupación por la enfermedad puede provocar ansiedad.dolor precordial

No se conoce la causa exacta de este dolor, puede deberse a la irritación de la pared torácica o del nervio intercostal, pero el dolor no se debe al corazón. El mayor problema surge del estrés psicológico o ansiedad que puede causar notarse esas punzadas de forma repentina.

El tratamiento suele consistir en tranquilizar al paciente, ya que el dolor suele resolverse sin ningún tratamiento específico. No se necesita un tratamiento específico de fisioterapia aunque si sientes este dolor y tienes dudas, siempre puedes consultarnos.

El síndrome de atrapamiento precordial es relativamente frecuente, y los niños de entre 6 y 12 años son los más afectados. Afecta por igual a hombres y mujeres pero es menos frecuente en los adultos.

Cualquier duda o pregunta, puedes llamarnos o escribirnos por email. Somos especialistas en fisioterapia y osteopatía.

Síguenos en @paulavegafisioterapia para más.

CBD para uso tópico. ¿Cómo puede ayudarte a calmar tu dolor?

Son muchos los productos de CBD disponibles en el mercado pero ¿cómo saber cuál usar? Los productos de uso tópico* incluyen los aceites de CBD y cremas en general, los cuales se pueden aplicar de manera similar. La pregunta que nos ocupa es si sabemos cuáles son sus principales diferencias o, más bien, qué finalidad concreta cumplen.

*Todos aquellos productos de uso externo y local que se suministran, se aplican o se realizan sobre la zona del cuerpo afectada,

Aceites con CBD

El aceite se puede aplicar tópicamente en áreas específicas que experimentan molestias. También es una sustancia ideal para usar en un masaje, ya que los aceites ayudan a lubricar la piel y minimizar cualquier fricción mientras se realiza un masaje.

El uso de aceites de CBD durante un masaje también permite la oportunidad de añadir aceites esenciales que ayudan a nutrir la piel y, en definitiva, aportan una experiencia aromática.

Cabe añadir que el aceite de CBD también puede formularse para su ingesta vía oral, generalmente debajo de la lengua con un gotero. Sin embargo, como ya habrás leído en anteriores posts, el consumo de aceite de CBD en España aún no está regulado y permitido (hipervínculo). En cualquier caso, su efecto siempre será más sistémico en todo el cuerpo. [1]cbd dolor

Cremas con CBD

Los productos genéricamente designados cremas pueden adoptar diferentes nombres: pomadas, ungüentos, emulsiones, entre otros. Todas y cada una de ellas responden a diferentes formas de presentación (en el argot farmacéutico – formas galénicas- ) cuyas diferencias residen en ciertas propiedades tales como son la textura y consistencia, fundamentalmente, que se lo otorgan sus ingredientes excipientes.

En relación a su uso y eficacia clínica, las cremas de CBD tienden a emplearse en áreas específicas para tratar procesos de dolor e inflamación en general. Atendiendo al tipo de formulación, es decir naturaleza de los ingredientes y proporción de estos, su aplicación puede ser anterior o posterior a la manifestación del dolor y/o inflamación lo que nos lleva a hablar de prevención o tratamiento, respectivamente.

Algunos ejemplos de cremas con CBD son las cremas Pentalium CBD y Pentalium CBD Cold Effect. Estos productos están diseñados específicamente para prevenir y tratar.

Sobre la acción farmacológica de las cremas con CBD

En este caso, un ejemplo como Pentalium CBD está formulado con un total de 9 principios activos ofreciendo un amplio abanico de propiedades terapéuticas, fundamentalmente antiinflamatorias y estructural del cartílago. Su fórmula enriquecida en nutrientes del cartílago se ve potenciada por el efecto antiinflamatorio proporcionado por el CBD y otros principios activos y complementado por el efecto frío del mentol.

Por su parte, Pentalium CBD Cold Effect está formulado con un menor número de principios activos (4) aunque con una concentración cuantitativamente mayor de CBD. Su poder antiinflamatorio, en sinergia con árnica, se ve complementado por la acción analgésica proporcionada por el mentol y eucaliptol.  Además, en su formulación el CBD se presenta, de un lado, procedente de extractos de hoja de Cannabis sativa con una pureza de 99,5% y, de otro, de aceite de semilla de Cannabis sativa. Además, este aceite es rico en ácidos grasos omega 3 y 6 que ofrecen numerosas propiedades saludables.

Sobre la finalidad y uso de las cremas Pentalium

Pentalium CBD está formulado para acompañarte en tu actividad diaria. Su fórmula rica en nutrientes del cartílago permite un adecuado desempeño de las articulaciones lo que convierte a este cosmético en un perfecto aliado para la prevención. Asimismo, sus ingredientes antiinflamatorios, complementados con el mentol, permiten un alivio rápido de los síntomas derivados de cualquier lesión del sistema osteomuscular.

Por su parte, Pentalium CBD Cold Effect está diseñado específicamente para aliviar el dolor y la inflamación de manera inmediata. Su alto poder analgésico y antiinflamatorio lo convierten en una terapia dirigida a tratar el dolor, con independencia del tipo de lesión.

¡Hasta muy pronto!

Referencias

  1. Bruni N, et al. Cannabinoid delivery systems for pain and inflammation treatment. Molecules. 2018;23(10):2478.

No olvides complementar el tratamiento con tus sesiones de fisioterapia, te esperamos en nuestra clínica de fisioterapia en Leganés o también puedes contratar nuestro servicio de fisioterapia a domicilio en la Comunidad de Madrid.